AYÚDAME, VENUS

Hay remolinos en el universo.
A Venus se le ha quebrado su ruta diamantina.
Esparce su influencia frente al sol.
Camina sobre las nubes enamoradas.
Suplico alcanzar su polvo mágico,
Polvo divino de amores bendecidos por el astro.
Lograr  felicidad donde otros pusieron lágrimas.


La luna elevará los mares,
Y ese flujo divino que despide el lucero
se prestará al mundo para el amor perfecto.
Venus, estrella diosa de las maravillas,
Lógrame el conjuro con tus rayos
para alcanzar la luz que derrama en el alma
Y lograr hechizarlo,
Porque mis propias fuerzas se han perdido
y  duelen los recuerdos.

Carmen Amaralis Vega

DESPERTANDO CONMIGO

Te prohíbo despertar sin mis caricias.
Que sean mis ojos la luz de tus mañanas,
Y entre la delicada bruma matutina
Continuar en el vuelo de las hadas.
Si, te prohíbo dejar el lecho sin caricias tiernas,
sin tu toque de ángel deslizando las sábanas,
Y en ese altar divino colmada de sabores
sabré retribuir con besos
el  privilegio sagrado
de dormir pegadita a tu espalda.

Seguiré descifrando los misterios:
Tú,  cofre de ébano en metamorfosis,
gladiador de esperanzas,
guerrero en delicias.
Yo, luna pálida en tu trono,
dichosa ninfa ruborizada,
rastro de perlas azules para ti.
Si con tu amor y el mío
se llenarán de sorpresas las  mañanas.

Carmen Amaralis Vega
 

PUENTE ENTRE LOS SENTIDOS Y EL CUERPO

Existe un puente que nos une.
Puente sagrado.
Conecta el ardor en nuestros cuerpos,
Es la nube blanca del deseo,
el centelleo que brota del corazón.
Es un  arco dorado,
oro sagrado de los Incas,
talón de Aquiles,
alas de Cupido.

Rígido entre tu mar y mi playa
es  calor  entibiando las manos,
canto  infinito del Olimpo
oleo para ungidos en delicias.
Puente profundo y  fuerte
en la esperanza de la entrega
con los cinco sentidos
de los  cuerpos en llamas.

Uno a uno satisfecho,
Mi piel en tu piel,
Sabor de tu boca en mi boca,
Música sublime en los oídos,
olor a canela en las entrañas,
mirándote a los ojos cara a cara
desde tu cuerpo hasta el mío.

Carmen Amaralis Vega

© 2020 C.A.V.O.